Caramelos tipo “sugus” de Nutella. (Mi adicción no tiene límites ya… jajajaja)

fudge de nutellaHola a todos/as!!!

He reconocido varias veces mis adicciones (las confesables, claro 😉 ), y no se me caen los anillos al hacerlo, porque además sé que somos legión, así que… mal de muchos… jajaja. Bien, una de ellas es ¡Nutella! En todas sus formas. Hace poco tiempo me compré un mini libro de la Editorial Cúpula, con un título conciso: “Nutella”, y como no, ¡tenía que ser mío! El libro no está mal, tampoco es nada del otro mundo, peeeeeeero, tiene una receta espectacular: “Caramelos de Nutella”. Mirad que bonitos quedan, y para meter en bolsitas de celofán con un lacito y regalar, son ideales. (Y siiiii, a más de uno/a (¿a qué sí, Vanessa?) le ha llamado la atención lo de “formato Maxi ahorro” pero es que en casa ya compramos los botes de 1.000 gr. ¡¿qué es eso de comprar bores chiquitines que se acaban en dos minutos?!)

 

fudge de nutella

Yo los he hecho tal cual vienen en la receta pero con una pequeña variación de la temperatura, y he hecho una variante con whisky, animada por Kike, mi cuñado, al que le entusiasmó la idea.
Como a mí el proceso me resultó un poquillo confuso porque era la primera vez que hacía caramelos y las texturas me parecían rarísimas os he hecho un paso a paso casero (no seáis muy crueles y tened piedad, que es cutre, pero está hecho con mucho cariño :) )

Primero vamos con los ingredientes:

 

PASO 1 INGREDIENTES

 

– 160 gr de nata para montar (con un 35% mínimo de manteria grasa)

– OPCIONAL: 3 cucharadas soperas de whisky (La receta original no lleva ningún alcohol y está que te pasas de buena)

– 125 gramos de glucosa. (ACLARACIÓN: no me vale que me digáis “¡qué mal! ¡cómo debe engordar!” Casi la totalidad de los caramelos y chuches que damos a los niños llevan glucosa o jarabe de glucosa. Así que no vayamos ahora de lights por la vida ¿eh? La ventaja de hacer nosotros los caramelos en casa es que podemos controlar lo que les echamos) Por cierto, antes de que preguntéis, la venden en tiendas de productos de repostería o en droguerías de toda la vida. Si vivís en Madrid o alrededores, en Manuel Riesgo la tienen.

– 125 gramos de azúcar glass.

– 5 gramos de mantequilla.

– 125 gramos de Nutella.

 

¿Lo tenemos todo? ¡Vamos allá!

Es sencillo, aunque tiene su cosilla. Lo que necesitaréis sí o sí es un termómetro de cocina, así que si no tenéis, ya os estáis haciendo con uno, que no es muy caro y os servirá para esta y muchas otras preparaciones.

Primero ponemos en un cazo al fuego el azúcar glass, la glucosa, y la nata (y el whisky, si los vamos a hacer con “chispita”). La glucosa es suuuuper densa, pero en cuanto se calienta un pelín se hace líquida. Removeremos con una lengua de silicona y controlaremos la temperatura. La temperatura para obtener caramelos tipo “sugus” no debe sobrepasar los 119ºC. Si nos pasamos mucho, obtendremos caramelos mucho más duros. Si nos quedamos cortos de temperatura, los caramelos serán demasiado blandos. Os enseño la textura de la mezcla justo antes de alcanzar los 119ºC. De aspecto lechoso, algo amarillento, de burbujas brillantes y un poquito espeso:

 

PASO 2 AL FUEGO

 

Una vez alcanzada la temperatura retiramos del fuego y añadimos la Nutella y la mantequilla:

 

PASO 3 AÑADIR NUTELLA

 

Removemos enérgicamente hasta obtener una pasta uniforme, densa y brillante y que huele ¡que te mueres de bien! ¡Ojo! ¡No metáis el dedo para probarla que está tremendamente caliente! (Sí, sí, lo reconozco, lo digo porque tengo una quemadura de tercer grado en el dedo. ¡Eso me pasa por ansiosa! jajajaja). Os tiene que quedar algo así:

 

REMOVIDO

 

Pondremos la pasta sobre un papel de horno, lo cubriremos con otro papel de horno, y pasaremos un rodillo por encima sin hacer mucha presión, sólo para igualar el espesor de la lámina de caramelo, que debe tener como 1 centímetro y medio de espesor. Acto seguido retiraremos con rapidez el papel de horno de la parte superior:

 

ESTIRADO

 

Dejaremos que vaya enfriando. Cuando aún esté tibio, cortaremos la plancha en porciones:

 

corte

 

Y ahora, el último paso, el más importante de todos: esconder todas las básculas de la casa y evitar pesarnos durante unos días y encomendarse a lo que quiera cada uno/a para no caer en la tentación de comerse toda la plancha de caramelo de una sentada. Ahí queda eso, yo ya lo he dicho, así que me quedo con la conciencia tranquila, jajaja.

Una cosita: antes de empaquetarlos, deben estar completamente fríos.

Están muy buenos, y espero que os gusten tanto como a nosotros en casa. Ya me contaréis. Mil besos para todos/as.

Categorias: Uncategorized

gloria

One Response to “Caramelos tipo “sugus” de Nutella. (Mi adicción no tiene límites ya… jajajaja)”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Premios

Sígueme

Muestra

cupcakes-nutella-y-avellana

Usuarios registrados

1871

Miembros recientes

;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.