¡Loca por los higos! Aprovechando la fruta más deliciosa de la temporada, DOBLE RECETA: “cupcakes de higos y mascarpone” y “confitura de higos, limón y vainilla”

collage higosCuando me da por algo… ¡lo sé! Hoy os voy a confesar uno de mis vicios irrenunciables: los higos. Esta fruta deliciosa está ahora de temporada y podéis aprovecharla para hacer con ella mil recetas dulces y algunas saladas. Hoy os traigo dos recetas fantásticas que os vendrán de perlas para los que recolectais higos silvestres (tengo un higuera enorme cerca de casa que he dejado peladita, la pobre… 😉 o los que tenéis higuera propia. Aprovechad a coger todos los que podáis estos días que están en su punto, porque con ellos podréis preparar infinidad de locuras reposteras, y ¿por qué no… una ensalada con brotes tiernos, queso de cabra caliente y unos higos maduros cortados en cuartos? o… ¿qué tal una empanada de hojaldre rellena con jamón ibérico e higos loncheados y espolvoreados con queso de Mahón? ¡Madre mía! Empecemos con las recetas, por favor, que ya se me está yendo la cabeza, jajajaja. ¿Queréis verlas primero?

 

collage higos

CUPCAKES DE HIGOS Y MASCARPONE

La textura y el sabor del bizcocho de estos cupcakes no os va a dejar indiferentes, os aseguro que en mi opinión son de los mejores cupcakes que se me han ocurrido nunca. ¡Vamos al lío!

Ingredientes (Os saldrán unos 15 cupcakes)

4 higos maduros que pelaremos y macharemos con la ayuda de un tenedor.

8 higos que cortaremos por la mitad para decorar y comer, por supuesto.

70 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

200 gr de harina de repostería

1 cucharada de polvo de hornear

Media cucharadita de sal

200 gr de azúcar

200 ml de leche

2 huevos XL

1 cucharada de esencia natural de vainilla.

 

Ingredientes para el frosting:

60 gr de mantequilla a temperatura ambiente

150 gr de icing sugar o azúcar glass tamizada

250 gr de crema de queso tipo Philadelphia light (ya que su sabor es más ligeroa que el normal y así evitamos que enmascare el sabor del mascarpone.)

200 gr de queso mascarpone

 

CUPCAKES HIGO BUENA facebook

Ya lo tengo todo y ahora… ¿qué hago?

Precalentamos el horno a 180ºC, con el calor por arriba y abajo.

Es suuuuper fácil. Mezcla con una batidora eléctrica la mantequilla, la harina, la levadura, la sal y el azúcar, hasta que se forme una especie de arenilla.

En un bol separado, mezclaremos la leche, los huevos y la esencia de vainilla. Iremos añadiendo esta mezcla a la “arenilla” anterior, despacio y con la velocidad de la batidora muy baja. Cuando esté todo integrado, añadiremos el puré de higos y aumentaremos la velocidad de la batidora. En cuanto los higos se repartan por la mezcla, paramos de batir.

Colocaremos cápsulas para cupcakes en moldes metálicos o de silicona para cupcakes y llenaremos con la mezcla hasta llenar un tercio de cada cápsula. Después meteremos en el horno unos 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro, éste salga seco y limpio. Sacaremos del horno, los dejaremos en el molde unos cuatro minutos, para después sacarlos y dejarlos enfriar sobre una rejilla.

Cuando los cupcakes estén totalmente fríos, les añadiremos el frosting:

Batimos con la batidora eléctrica la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glass. Cuando la mezcla sea uniforme, paramos la batidora y añadiremos los dos quesos muy fríos. En cuanto la mezcla sea uniforme dejamos de batir. La mezcla no debe ser demasiado dulce, ya que los higos endulzarán mucho el conjunto final, pero si aún así el frosting te parece soso, podrás añadirle más azúcar. A mí personalmente me gusta con la cantidad de azúcar que os indico en la receta.

Cargamos una manga pastelera con la boquilla que nos guste, cubrimos los cupcakes con el frosting y le colocamos a cada uno medio higo recién cortado. Os garantizo que son DELICIOSOS!!!! ya me contaréis.

Y ahora…. ¡la segunda receta!:

 

CONFITURA DE HIGOS, LIMÓN Y VAINILLA.

Probé una deliciosa mermelada casera de higos en un viaje a la Sierra de Gredos con unos maravillosos amigos, untada sobre pan tostado con mantequilla y me quedé alucinada con su sabor. Como suele ser propio de mí, no he parado hasta elaborar una versión que se ajuste perfectamente a mis gustos. Y creo que lo he conseguido. Espero que también se ajuste a los vuestros :)

¿Qué vamos a necesitar?

Por cada 500 gr de higos (sin pelar), 300 gr de azúcar moreno, el zumo de medio limón y un  trozo de cáscara, una vaina de vainilla (la podéis sustituir por una cucharadita de pasta de vainilla)

Ah, por cierto! Os será muy útil un termómetro de cocina, para medir la temperatura de la confitura.

Aquí tenéis un simplificado paso a paso en fotos:

pap

Por partes:

1. Lavamos bien los higos y los pesamos para calcular el resto de los ingredientes.

2. Los cortamos en cuartos y los ponemos en la cacerola donde los vayamos a cocinar y les añadimos por cada tanda de 500 gr de higos, 300 gr de azúcar moreno y lo dejamos reposar en la nevera toda la noche.

3. Ése es el aspecto que tendrán vuestros higos a la mañana siguiente.

4. Ponemos a hervir con el zumo de medio limón, un trozo de cáscara que después retiraremos y una vaina de vainilla abierta por la mitad longitudinalmente (que también retiraremos antes de batir). La imagen 4 os muestra el aspecto que irá cogiendo la mezcla. Cuando alcance 101ºC la textura, al menos para mí, es perfecta.

5. Le pasamos la batidora eléctrica para triturar los higos. La foto os enseña la textura y el color que tendrá vuestra confitura.

6. Cuando la confitura aún está caliente, se echa en los botes que previamente habréis esterilizado (los habréis puesto a hervir, botes y tapas durante unos 60 minutos, para eliminar cualquier germen) hasta llegar al borde y se cierran fuertemente. Si la queréis conservar durante muuuucho tiempo, poned a hervir los botes en una cacerola con un paño en el fondo para que los botes no se rompan, durante 25 minutos y así realizáis un proceso de pasteurización. Si por el contrario la vais a consumir en unas semanas y la vais a tener en el frigorífico, con darle la vuelta a los botes para que hagan el vacio y tenerlos así 24 horas, os servirá.

Y el último paso, es…. decorar vuestros botes con pegatinas, telas, hilos, cuerda ¡imaginación al poder!

confitura higos 2 buena facebook

Esta confitura es exquisita untada sobre pan fresco recién tostado (si le añadís un poco de una buena mantequilla antes, para qué os quiero contar 😉 ). Otra forma de darle un uso más que digno, es añadir una pequeña cantidad a un trozo de queso de sabor intenso o a un buen foie. El contraste de sabores os resultará fascinante, tanto que, es bastante difícil parar de comer!

Espero que probéis a sacarle partido a los higos y haberos ayudado con estas ideas. Ya me contaréis, me encantará leer lo que tengáis que decirme :)

Besitos.

Gloria.

 

 

Categorias: Cupcakes, Otros postres

gloria


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Premios

Sígueme

Muestra

vainilla-y-caramelo

Usuarios registrados

1871

Miembros recientes

;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.
;.